Geología Petrolera Mexicana: Cuenca de Sabinas

Gran parte del territorio Mexicano, específicamente su porción Este, tiene la suerte de extenderse sobre la antigua mega cuenca del Golfo de México, la cual ha cambiado su configuración a lo largo de los millones de años desde su apertura a mediados del mesozoico, hasta el levantamiento de la orogenia Laramide a partir del cretácico superior, la cual, a través de las edades, ha dibujado el paisaje geológico, acercándose a lo que podemos apreciar en la actualidad.

La apertura del Golfo de México trajo consigo la afortunada oportunidad de formar una cuenca capaz de acumular enormes cantidades de sedimentos, algunos de los cuales, al ser ricos en materia orgánica, se transformaron en rocas generadoras. Más tarde, la orogenia Laramide trajo con sigo eventos de deformación necesarios para formar las trampas estratigráficas y propiciar la migración de hidrocarburos formados por los sedimentos.

Gracias a estas casualidades geológicas, desde finales del siglo XIX se han descubierto paulatinamente diversos yacimientos de hidrocarburos, pero fue hasta mediados del siglo XX cuando la cantidad de yacimientos descubiertos incrementó notablemente. Y fue entonces cuando Petróleos Mexicanos definió la existencia de doce provincias petroleras, seis de ellas productoras y seis de ellas con potencial medio-bajo.

A continuación vamos a dar una mirada a la Cuenca de Sabinas, la provincia más occidental de las seis que son productoras

Mapa de Mexico
Provincias petroleras de México (2009) WEC México

La cuenca de Sabinas, se encuentra en la parte central de estado de Coahuila y occidental de Nuevo León, tiene un área que comprende 37 000 km2 y un espesor de más de 5000m.

  • Su formación se debe a la apertura de un rift aulacógeno, es decir un rift abortado, asociado con la apertura del Golfo de México en el jurásico medio.

  • Presenta estructuras geológicas -principalmente pliegues anticlinales, fallas y cabalgaduras- producto de esfuerzos compresionales asociados a la Orogenia Laramide que ocurrieron a lo largo del paleoceno y el eoceno, es decir posteriormente a la apertura del Golfo.

Dichos pliegues anticlinales tienen orientación Noroeste-Sureste, algunos de los cuales cuentan con núcleos de domos de sal debido a depósitos marinos de evaporitas del Calloviano.



Mapa de Mexico
Eguiluz, Samuel (2007) Exploración petrolera cuantitativa, ejemplos y resultados de los Estudios de Plays en la Cuenca de Sabinas Coahuila


Diagrama
Eras Geológicas
  • La estratigrafía de la cuenca descansa sobre un basamento cristalino y consta de una amplia serie de depósitos marinos que datan desde el Calloviano, el cual presentan cierta heterogeneidad debida a diversos eventos de transgresión.

  • En cuanto a diversidad litológica, la cuenca cuenta con: limolita, lutita, arenisca, conglomerado, clásticos continentales, volcánicos asociados al rift, sal, carbón, anhidrita, dolomía, caliza somera, caliza oolítica, caliza de rampa media, brecha de talud carbonatado, maga, caliza pelágica y caliza y lutita carbonosa.

Dentro de esta amplia gama litológica, debemos destacar las arcillas carbonosas de la Formación La Casita, las cuales cumplen el rol de ser las principales rocas generadoras en el sistema petrolero. También destacan las rocas arcillo-calcáreas, de la Formación La Peña, y las calcáreo-carbonosas de Eagle-Ford, que han sido rocas generadoras, pero en menor medida.


Esquema de geología
Esquema de un pliegue anticlinal con núcleo salino


Esquema
Transgresiones y regresiones marinas

Transgresión y regresión marinas.

En la historia geológica han ocurrido numerosos eventos en los que el nivel medio del mar ha descendido respecto a la costa, este fenómeno es conocido como regresión. Por el contrario cuando el nivel del mar se acerca y aumenta respecto a la costa, ocurre una transgresión.

Estos eventos causan que los sedimentos depositados en un sitio marino determinado cercano a la costa varíen entre sí.


El kerógeno asociado a estas rocas generadoras es de Tipo III, muy alterado y de maduro a sobre maduro, con un alto índice de transformación de kerógeno.


  • Se han planteado dos modelos de migración. El primero anterior a la Orogenia Laramide asociado a movimientos de rocas salinas, y el segundo, laramídico, causando una re migración de los hidrocarburos previamente entrampados.

  • A finales del cretácico los eventos de transgresión marina se detuvieron, debido a levantamientos asociados con la Laramide, los cuales desencadenaron una regresión marina, trayendo consigo una serie de depósitos terrígenos ricos en carbón con potencial minero y de producción de gas.


Eras y litología

A lo largo de su historia la cuenca de Sabinas ha tenido tres períodos importantes de producción. El primero y más importante en 1976-1981 con los pozos Buena Suerte-2ª y Monclova-1, logró alcanzar una producción de 158 millones de pies cúbicos de gas diarios en 1979. El segundo fue de 1992 a 1995, con el campo Merced y se alcanzaron 58 millones de pies cúbicos diarios. Y el tercero, en 2008 con el que se lograron alcanzar 31 millones de pies cúbicos diarios gracias al desarrollo de Forastero y Pirineo.

Las reservas remanente estimadas son de más de 280 MMMPC (miles de millones de pies cúbicos).


Bibliografía:

  1. Eguiluz, Samuel (2007) Exploración petrolera cuantitativa, ejemplos y resultados de los Estudios de Plays en la Cuenca de Sabinas Coahuila, México. Revista GeoCiencia, Año 1 No. 1

  2. Provincias petroleras de México (2009) WEC México